Conozca la mejor oración por Venezuela

vida en 360 grados tricolor

 

En referencia a la conflictividad social que está viviendo Venezuela alguien me dijo si le había preguntado a Dios cuánto tiempo iba a durar esto y cómo iba Él a intervenir en esta situación, la persona que me hizo la pregunta lo hizo con toda la buena intención y es una persona cercana. Respondo para todos.

 

Jesucristo era muy ajeno a responder sobre fechas de acontecimientos divinos o humanos. En una ocasión respondió: “Respecto a ese día o a esa hora no lo sabe nadie, ni los ángeles del cielo ni el Hijo sino solo el Padre.” (Marcos 13,32) Y lo entiendo perfectamente. Primero porque los pronósticos y adivinanzas sobre acontecimientos sociales o políticos pertenecen a los adivinos no a los profetas (aunque algunos adivinos se esconden detrás del nombre de “profetas”) y la práctica de adivinación está prohibida en la Biblia (Deuteronomio 18, 11)

 

Además el acto de dar fechas sobre acontecimientos sociales o políticos es una práctica irresponsable que podría generar actitudes inadecuadas en quien creyere en esto. Supongan que el adivino dice “Falta poco”, la gente se acomoda, deja de luchar porque no hace falta más esperar el día que el adivino señaló. Si el adivino dice “Falta mucho”, la gente puede caer en la desesperanza: “para que luchar si esto va a durar tanto”. Si el adivino dice “lo más probable es quien sabe”, pierde toda autoridad, que fue lo que pasó con el personaje archiconocido.

-”La cosa va en pero depende”
- ¿”Y no era en 5 días”?-
-”Sí pero sin contar los días feriados”-
-”No juegue chico”

 

Creo además que la oración cristiana sólo es auténtica cuando nos compromete. El cristiano no espera a que Dios actúe en la historia sin su participación. Jamás le pido que “haga mi voluntad” eso es más parecido a la magia que a la religión. Lo propio de la religión se parece mucho al paso 11 de los alcohólicos anónimos:

 

“Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole SOLAMENTE que nos dejase CONOCER SU VOLUNTAD PARA CON NOSOTROS y nos diese la FORTALEZA para cumplirla”.

 

Es decir, para mí, la única oración cristianamente válida en esta situación que está viviendo Venezuela pero también en cualquier otra es “SEÑOR QUÉ ME TOCA HACER A MÍ”. Esta es la oración que sin duda transformó en auténticos héroes a Nelson Mandela, la Madre Teresa de Calcuta, Martin Luther King, o a una madre de familia o a un estudiante “anónimo”

 

En esta realidad que me toca vivir, no cuestiono a Dios,no le pregunto fechas, no cuestiono a los demás, no intento que otros piensen como yo, simplemente le pregunto a Dios qué pito me toca tocar aquí y ahora, es decir en este momento histórico y él me dice: “Sé profeta, anuncia y denuncia con valentía, anima y consuela a mi pueblo.” Y eso es lo que seguiré haciendo. No sé que va a pasar mañana, Jesús nos alertó: “Y no se preocupen por el día de mañana, basta con las penas de hoy” Mateo 6,34 Lo que sí sé es que esta es la verdadera oración transformadora de la sociedad porque “compromete” a quien la practica.

 

Agregaría además: “Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia” Amén.

 

Padre Chulalo

Acerca de Padre Chulalo

Sacerdote Cristiano Católico, Predicador, Humorista y Escritor Barquisimeto, Venezuela http://padrechulalo.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>