Síndrome De La Banda Iliotibial En Corredores

 

DEFINICIÓN

El síndrome de fricción de la banda iliotibial es una lesión por sobreuso de los tejidos blandos en la parte distal del muslo, en la parte externa de la rodilla. Es una de las principales causas de dolor lateral de rodilla en los corredores y ciclistas. La banda iliotibial es una banda gruesa del tejido blando fibroso que se extiende de la cadera hacia abajo por la parte exterior del muslo, y se inserta en la tibia. La banda es crucial para la estabilización de la rodilla en la marcha, desplazándose desde la parte posterior del fémur a la parte anterior durante la marcha. El rozamiento continuo de la banda sobre el epicóndilo lateral femoral con la flexión y extensión repetida de la rodilla durante la carrera puede provocar inflamación de la zona. Ocasionalmente, la banda iliotibial se inflama en su origen proximal y causa dolor referido de la cadera

 

 

 ANATOMÍA FUNCIONAL

La banda o cintilla iliotibial es la condensación de la fascia formada por el músculo tensor de la fascia lata y el glúteo mayor. La banda iliotibial es una gran estructura plana que se origina en la cresta ilíaca y se inserta en el aspecto lateral de la tibia proximal concretamente en el tubérculo Gerdy. La banda funciona como un ligamento lateral entre el cóndilo femoral lateral y la tibia en la estabilización de la rodilla. La banda iliotibial asiste en 4 movimientos de las extremidades inferiores:

 

  • Abducción a la articulación de la cadera.
  • Contribuye a la rotación interna de la cadera cuando la articulación de la cadera es flexionada a 30 °.
  • Ayuda con la extensión de la rodilla cuando la rodilla está en menos de 30° de flexión.
  • Ayuda con flexión de la rodilla cuando la rodilla se encuentra en más de 30 º de flexión.

 

La banda iliotibial no está sujeta al hueso, en el trayecto entre el tubérculo Gerdy y el epicóndilo femoral lateral. Esta falta de apego le permite moverse anterior y posteriormente con flexión y extensión de la rodilla. Una hipótesis es que este movimiento puede provocar que la banda friccione contra el cóndilo femoral lateral causando inflamación.

 

Hay una bolsa que se encuentra localizada debajo de la banda iliotibial que se extiende desde el epicóndilo lateral del fémur hasta el tubérculo Gerdy. Esta bolsa se inflama y causa una sensación de chasquidos o crepitación en los movimientos de flexo-extensión de la rodilla. La bolsa inflamada puede añadir otro componente a la tendinitis de la banda iliotibial.

 

BIOMECANICA ESPECIFICADA AL DEPORTE

 

En los corredores, el borde posterior de la banda iliotibial choca contra el epicóndilo lateral del fémur justo después de que el pie golpea en el ciclo de la marcha. Esta fricción se produce en o ligeramente por debajo de los 30 ° de flexión de la rodilla. Al correr cuesta abaja o al correr con velocidad más lenta pueden exacerbar el síndrome de la banda iliotibial ya que la rodilla tiende a flexionarse menos en el golpe del pie.

 

En los ciclistas, la banda iliotibial se desliza anteriormente cuando se pedalea a hacia abajo y posteriormente cuando se pedalea hacia arriba. La banda iliotibial está predispuesta a la fricción, irritación, y microtraumas durante este movimiento repetitivo, ya que sus fibras posteriores se adhieren estrechamente al epicóndilo femoral lateral.

 

CAUSAS

Es el resultado de la inflamación e irritación de la porción distal del tendón iliotibial, ya que frota contra el cóndilo femoral lateral, o menos comúnmente, la tuberosidad mayor.

Esta lesión por sobreuso repetitivo ocurre con la flexión y extensión de la rodilla. La inflamación e irritación de la banda iliotibial, también puede ocurrir por falta de flexibilidad de la banda iliotibial, que puede resultar en un aumento de la tensión de la misma en la fase de apoyo de la carrera. Este frotamiento excesivo puede irritar el tendón en sí mismo y/o el tejido blando subyacente.

 

Corredores y futbolistas

El borde posterior de la banda iliotibial choca en contra el epicóndilo lateral del fémur justo después de que el pie golpee en el suelo durante el ciclo de la marcha. Esta fricción se produce en o ligeramente por debajo de 30 ° de flexión de la rodilla. El correr cuesta abajo o el correr a velocidades más lentas pueden exacerbar el síndrome de la banda iliotibial ya que la rodilla tiende a estar menos flexionada cuando el pie golpea el suelo. Correr sobre superficies duras y superficies inclinadas, donde la pierna lesionada a menudo es la que está en la parte más baja, de la pista. Usar zapatillas desgastadas o inadecuadas. Las extremidades inferiores y pie de desalineación – valgus o varus alineación de la pierna o pierna discrepancia de longitud.

 

Los corredores de larga distancia de tienen una mayor incidencia de síndrome de la banda iliotibial que los de corta distancia y los velocistas. Esta mayor incidencia puede deberse a cambios en la biomecánica de la carrera frente al Sprint. La debilidad de los grupos musculares en la cadena cinética también puede dar lugar a la aparición del síndrome de la banda iliotibial. La debilidad en los abductores de la articulación de la cadera, tales como los músculos glúteos medio puede dar lugar a mayores fuerzas en la banda iliotibial y el tensor de fascia lata.

 

Los amantes del asfalto durante un proceso de preparación corren larga distancia tienden a golpe de talón y una fase de estancia más prominente y extensa en comparación con los velocistas. La banda iliotibial está sometida a mayor tensión durante el primer tercio de la fase de estancia.

 

FACTORES DE RIESGO

Un factor de riesgo es algo que aumenta la posibilidad de adquirir una enfermedad o una condición. Los factores de riesgo para el síndrome de la banda iliotibial incluyen:

 

  • Una banda iliotibial corta y tensa.
  • Un epicóndilo femoral lateral muy prominente.
  • Problemas relacionados con el pie o la cadera.
  • Piernas arqueadas (genu varo). Un desgaste excesivo en el borde exterior del talón de un zapato de correr (en comparación con el interior) es un indicador común de genu varo en los corredores
  • Rotación interna de la pierna
  • Aumento de pronación del pie
  • Disimetría de extremidades inferiores.
  • Algunos deportes con movimientos repetitivos, tales como carrera, ciclismo, levantador de pesos, kárate, futbol, etc.
  • Correr subiendo o bajando pendientes, por superficies duras, por superficies irregulares (orilla de la carretera, pista cubierta). La pierna que se sitúa por la parte baja es la que se lesiona.
  • Técnica Incorrecta de entrenamiento
  • Carreras demasiado largas o ciclismo demasiado rápido.
  • Sobre-entrenamiento
  • Uso de calzado inadecuado para la practica
  • Uso de equipo o calzado deteriorado.
  • No hacer estiramientos ni precalentamiento correctamente antes de la práctica deportiva.
  • Desequilibrios musculares debido a no potenciar los músculos oponentes (tales como cuadriceps y tendones de la corva).
  • La debilidad de los músculos abductores de cadera. (La potenciación de los abductores de la cadera ha conducido a la mejoría de los síntoma)

 

FISIOPATOLOGÍA

La banda iliotibial es una cinta densa de tejido fibrosos que se origina a partir de la espina ilíaca anterior superior y se extiende por la parte lateral del muslo a la rodilla. Se e inserta en el cóndilo tibial lateral (en el tubérculo de Gerdy) y la porción distal del fémur. Cuando la rodilla se extiende, la banda iliotibial es anterior al cóndilo lateral del femoral. Cuando la rodilla se flexiona más de 30 °, la banda iliotibial es posterior al cóndilo femoral lateral.

 

 SÍNTOMAS

La queja inicial primaria en corredores con el síndrome de la banda iliotibial es dolor sordo, difuso sobre el aspecto lateral de la rodilla. Estos pacientes no pueden con frecuencia indicar un área específica de dolor, y tienden a utilizar la palma de la mano para indicar la zona del dolor, sobre toda la parte lateral de la rodilla. Sin embargo, en algunos casos, la presentación de los síntomas es el dolor de cadera en el trocánter mayor

 

Dolor con actividad

Típicamente, el paciente con síndrome de la banda iliotibial se presenta con un dolor de inicio insidioso en la parte lateral de la rodilla que comienza después de terminar una carrera o de varios minutos después de empezada, sin embargo, como la banda iliotibial se irrita cada vez más, los síntomas comienzan típicamente nada más empezar una sesión del ejercicio y pueden incluso persistir cuando la persona está en descanso.

En la fase temprana del curso de la lesión, del dolor puede desaparecer generalmente después de terminar la carrera.

Si el atleta continúa corriendo, el dolor puede progresar y estar presente durante caminar y entre las sesiones de entrenamiento.

El dolor localizado sobre el epicóndilo femoral lateral: Con tiempo y la actividad continuada, el dolorimiento lateral inicial progresa en un malestar más doloroso, más agudo, y localizado sobre el epicóndilo femoral lateral y/o el tubérculo tibial lateral

El atleta es capaz de localizar el dolor lateral de la rodilla aproximadamente 2 centímetros sobre la interlínea articular lateral.

En corredores no tratados, eventualmente, el dolor puede irradiar a la tibia distal, pantorrilla, y hasta la parte lateral del muslo.

Dolor al subir escaleras y correr cuesta abajo

Dolor experimentado al subir escaleras y correr cuesta abajo es común, cuando corre alargando la zancada, o al permanecer sentado durante largos períodos de tiempo con la rodilla en posición flexionada.

El dolor puede aparecer con cualquier actividad que con soporte de carga que coloque la rodilla en, aproximadamente, 30° de flexión.

 

Dolor en reposo

El dolor en reposo se asocia generalmente a tendinitis severa, rotura del menisco lateral, contusión del cóndilo femoral lateral, o lesión del cartílago.

En cualquier caso, el dolor en reposo, y sin no hay historia de trauma agudo o repetido, se debe investigar para descartar la posibilidad de neoplasia, infección, o artropatía inflamatoria.

 

 

 Exploración física

Marcha anormal: El paciente puede caminar con la rodilla en extensión, ya que de este modo evita el roce del tendón sobre el epicóndilo femoral lateral.

Se puede observar hinchazón, aunque no es frecuente, en la banda iliotibial distal, y la palpación cuidadosa del miembro afectado puede revelar puntos gatillo múltiples en el vasto lateral, el glúteo medio, y el bíceps femoral.

Puede haber crujidos o crepitación cuando la rodilla pasa de la flexión a la extensión.

Se debe determinar la fuerza de la extremidad inferior, en particular de los músculos extensores, flexores de la rodilla y los abductores de la cadera. La debilidad en estos grupos musculares se ha asociado al desarrollo del síndrome de la banda iliotibial.

Se observa un punto hipersensible a la palpación del epicóndilo femoral lateral, así como con la palpación de un sitio situado a 2-4 cm por encima de la línea articular lateral y en el tubérculo de Gerdy.

La hipersensibilidad es con frecuencia peor cuando el paciente está en una posición de extensión de la rodilla y se dobla a 30 grados. En este ángulo, la banda iliotibial resbala sobre el cóndilo femoral y está en la tensión máxima; así se reproducen los síntomas del paciente.

 

Reproducción del dolor: El dolor puede ser provocado con flexión de rodilla a 30°, mientras que se aplica un estrés en varo a la rodilla.

 

Test de compresión de Noble. Este test se hace con el paciente en decúbito supino. El dedo pulgar del explorador se pone sobre el cóndilo femoral lateral y se hace una flexo-extensión activa de la rodilla. El máximo dolor aparece cuando la rodilla está en una flexión de 30º.

La prueba del Ober se puede utilizar para determinar la flexibilidad o tirantez de la banda iliotibial (Cuadro 2). El enfermo se acuesta sobre el lado sano. Hacer abducción sobre la pierna lesionada y flexión de la rodilla a 90º , mientras se conserva la articulación de la cadera en posición neutra para relajar la cintilla iliotibial.

A continuación se suelta la pierna que está en abducción. Si la cintilla iliotibial es normal, el muslo caerá hacia la posición de aducción,sin embargo si hay contractura de la fascia lata o de la cintilla iliotibial, el muslo se quedará en abducción cuando se suelte la pierna.

 

Prueba de Renne. Aparición espontánea del dolor cuando el sujeto se coloca en apoyo unipodal sobre el lado afectado, con la rodilla flexionada de 30 a 40 grados.

 

 

 

DIAGNOSTICO

El diagnóstico se basa en la historia clínica y en la exploración física. Si hay alguna duda o se sospecha otra patología, la RM puede ayudar y proporcionar información adicional sobre todo en los pacientes considerados para la cirugía. En pacientes con síndrome de la banda iliotibial, la resonancia magnética demuestra una banda iliotibial gruesa sobre el epicóndilo femoral lateral y detecta a menudo una colección líquida profundamente a la banda iliotibial en la misma región.

 

 

DIFERENCIAL DEL DOLOR EN LA PARTE LATERAL DE LA RODILLA

  • Tendinopatía del bíceps femoral, vasto lateral y poplíteo
  • Enfermedad degenerativa articular
  • Lesión del cartílago del cóndilo femoral lateral
  • Contusión ósea del cóndilo femoral lateral
  • Rotura del ligamento cruzado anterior o posterior
  • Esguinces del ligamento colateral lateral
  • Roturas del menisco lateral
  • Distensión o rotura del gastocnemio
  • Dolor miofascial
  • Lesión del nervio peroneo común
  • Síndrome de hiperpresión rotuliana externa
  • Rotura de estrés del fémur
  • Dolor referido de la columna lumbar
  • Fractura de estrés
  • Esguince de la articulación tibioperonea proximal
  • Neoplasia
  • Infección

 

 

 

Referencias bibliográfias:

 

Kapandji, A. (1998). Fisiología Articular. Tomo I. Argentina. Editorial Médica Panamericana.

Arvelo, N. (2002). Clasificación Biomecánica de las Articulaciones. Revista de la Sociedad Venezolana de Ciencias Morfológicas. Nº 8.

Arvelo, N. (1999). Anatomía y fisiología de la región de la ingle: segmento inguinal. Revista de la Sociedad Venezolana de Ciencias Morfológicas. Vol. 5.

 

 

Lee y Comparte más publicaciones de CUERPO, aquí.

 

Kevy Oropeza

Acerca de Kevy Oropeza

Fisioterapeuta Ejerciendo en el Area de Traumatologia Deportiva. 1 er FISIOTERAPEUTA DEL CARACAS FC. INSTRUCTOR CERTIFICADO TRX. LOCUTOR DEL ESPACIO SALUD Y DEPORTES 102.7 FM. BARQUISIMETO, VENEZUELA. Telefono:+58 412 8062672

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>